Accueil
 
 
 
 

Contribucion de PCF - XX Encuentro internacional de los partidos comunistas y obreros - Atenas, 23-2 noviembre 2018

Lydia Samarbakhsh
Comité ejecutivo nacional y responsable de Relaciones internacionales del Partido comunista francés.
 

Compañeros

En primer lugar, permítanme agradecer al Partido Comunista de Grecia por organizar nuestro encuentro internacional  en el momento de la celebración del 100 aniversario del nacimiento de su partido. La historia contemporánea de Grecia ha estado marcada por su contribución decisiva a la victoria contra el  fascismo y la liberación nacional del pueblo de Grecia.

El momento que vivimos es grave , muy grave para los pueblos que sufren los impactos de la acentuacion de la cris sistémica del capitalismo.

Esta crisis provoca un agravamiento considerable de las desigualdades en el mundo y en cada uno de nuestros países,  con el refuerzo de la explotación y la precariedad del trabajo asalariado. Esta crisis alimenta una guerra económica y una nueva ofensiva de las fuerzas imperialistas, bajo la supremacía de los Estados Unidos, generando la acumulación  de gigantescas rentas coloniales sobre los pueblos; conflictos, tensiones,  asi como mayores riesgos de choques armados.

Por lo tanto pensamos que es imperativo que las fuerzas del progreso y ante todo los comunistas, contribuyan a buscar los caminos de una ruptura fundamental con este sistema opresivo, y las respuestas de progreso social democrático de paz y de seguridad humana colectiva, para contrarrestar esta nueva ofensiva.

Las inmensas posibilidades de emancipación humana y de puesta en comun de riquezas y recursos abren el camino, en nuestra opinión, a un comunismo de nuestro tiempo, el del siglo XXI; es decir a un proceso democrático de transformación revolucionaria que debemos activar, inmersos en las luchas sociales y las batallas políticas políticas e ideologicas.

Lo que esta de nuevo a la orden del dia, a pesar de los últimos trenta años de un supuesto “fin de la historia”; es  una revolución de las relaciones sociales de producción e intercambio, con una apropriacion social  de los medios de producción y de intercambio y avances que apuntan a la superación del sistema asalariado hacia una sociedad sin clases.

Por nuestra parte concebimos el comunismo como el camino de lucha y de transformación que se apoya  constantemente en la puesta  en movimiento del mayor numero, favoreciendo la elevación del nivel de conciencia, dando lugar a las aspiraciones y experiencias populares que van desarrollandose y traducen una voluntad  de superación de todas las formas de dominación y de explotación.

Tambien presupone una revolución política que, en cada etapa, debe arrancar al capital las palancas del poder, las del Estado, como las de la empresa o la de la construcción europea.

Nuestra estrategia combina debates ideologicos, luchas sociales, frentes políticos para hacer retroceder la clase dominante. Estos movimientos tienen que preparar en todas partes cambios de mayoría política que apunten a ese mismo objetivo. Nos damos como tarea  de llevar a cabo estas luchas a nivel local, nacional, europeo y mundial.

En Francia, diez años de gobierno de derecha y cinco años de gobierno socialista han llevado nuestro país a la austeridad y la regresión social. Con la llegada al poder de Emmanuel Macron, la recomposición política se acelera, con la implementación de una política cada vez mas autoritaria y a la vez dirigida hacia la defensa de los grandes intereses capitalistas.

El cuestionamiento de una proteccion social de alto nivel , incluidos la seguridad social y los servicios públicos, que son logros importantes e históricos del movimiento obrero y popular de nuestro país; conquistados por una intensa lucha de clases; atestiguan bien de esta voluntad de las fuerzas capitalistas de adaptar, cada dia mas,  nuestro país a una dominación capitalista que quiere globalizarse.

Los sucesivos dirigentes de nuestro país, tienen una gran responsabilidad en lo que llaman ”el caos del mundo”: por su política al servicio de los grupos multinacionales franceses en el saqueo de los recursos del los países del Sur y por su decisión de involucrar las fuerzas armadas de nuestro país en la nueva ofensiva neo-imperialista bélica en el Medio oriente y Africa. Tienen pues una gran responsabilidad en la multiplicación de conflictos que acentúan el desplazamiento forzado de poblaciones enteras.

A pesar de la violencia de la guerra social emprendida contra los trabajadores y explotados de nuestro país, nuestro pueblo trata de resistir la ofensiva de demolición social mediante luchas incesantes en todo el país. Sin embargo, a pesar de la creciente impopularidad del poder y la ira social, todavía estamos lejos de una posible y necesaria alternativa política de justicia y progreso social.

En Europa, la actual crisis política, democrática social y económica, que no se puede reducir solo a los países miembros de la Union Europea; favorece hoy el surgimiento de una derecha autoritaria  ultra-liberal y,  a la vez, de fuerzas neofascistas , ultranacionalistas y xenófobas.

La crisis de acogida de refugiados y migrantes da lugar a una escalada de violaciones de derechos humanos, de represión y de políticas de exclusión que alimentan el avance de la extrema derecha en cada uno de nuestros países.

Esta crisis pone, aun mas, de relieve  el punto muerto en el que se encuentran los actuales lideres de la UE. Al imponer una austeridad reforzada a los pueblos europeos, la regresión social y el militarismo agravados bajo la tutela de la OTAN;  contribuyendo a las políticas neo-imperialistas y guerreras, particularmente en el Medio Oriente y en el continente africano; están  llevando a los pueblos hacia nuevos reveses de civilización.

En esta situación, que puede ser desastrosa para los pueblos de Europa y de todas las regiones del mundo desestabilizadas por la ofensiva neo-imperialista; afirmamos fuertes exigencias para nuestro país y nuestro pueblo.

En  primer lugar, rechazamos la sumisión de nuestro país a los dictados impuestos por la Union Europea, que ha llevado a importantes regresiones sociales y democráticas que involucran areas enteras de la soberanía de nuestros países. Es urgente romper el corse autoritario y austero que estrangula a los pueblos y naciones de Europa.

En segundo lugar, rechazamos la sumisión de nuestro país a las imposiciones del mercado único euro-atlantico  y a los tratados de libre comercio que resultan de el, con consecuencias desastrosas para los pueblos del continente europeo y los del mundo.

En tercer lugar, rechazamos el militarismo en el que  esta  involucrada cada vez mas la UE,  en Europa y en el mundo. Declaramos que nuestro país tiene que salir de la OTAN y que esta organización tiene que disolverse a fin de allanar el camino para la creación de un nuevo marco de seguridad colectiva pan-europeo;  de un espacio de asociación y cooperación, en particular con Rusia, liberado de las imposiciones neoliberales y de la OTAN.

Todo esto debería fomentar un proceso de ruptura con los tratados actuales de la UE, una condición necesaria para nuestra visión de una Union  de pueblos y naciones libres, soberanas y solidarias.

 

Queridos Compañeros,

A lo largo de su historia el Partido comunista francés ha estado en todas  las luchas  por la emancipación humana.

El internacionalismo del que nos reivindicamos se construyo a través de una multiplicidad de experiencias, de convergencias entre los comunistas y otras fuerzas de transformación social; compartiendo la voluntad de construir una alternativa al capitalismo que pueda satisfacer las necesidades humanas y sociales en todos los continentes.

Lo hacemos hoy, invirtiendo todos los espacios que permitan que estas fuerzas de progreso junten su energía para converger en sus luchas y aspiraciones. Lo hacemos especialmente en Europa dentro de la Izquierda europea, pero también en los diversos Foros que tienen como objetivo de reflejar y  responder a los principales problemas y desafíos del periodo. Este es  también el significado que le damos a nuestra participación a nuestros Encuentros internacionales de Partidos comunistas y Obreros.

Para el PCF, la solidaridad internacionalista apunta a reforzar las capacidades emancipatorias de los pueblos en lucha contra todas las dominaciones y opresiones, sin priorizar ninguno de estos combates.
Nuestra solidaridad debe expresarse, en particular, en el cuestionamiento de las políticas neoliberales y neocoloniales de las potencias imperialistas que conllevan grandes responsabilidades en la exacerbación de la crisis y conflictos actuales. Pensamos mas particularmente a los pueblos de Africa.

Debe expresarse en el refuerzo de las resistencias y luchas para hacer retroceder las lógicas de la guerra, de la competencia entre los pueblos; por la paz, el desarme, la desnuclearizacion,  el respeto por el derecho internacional consagrado en la Carta de las Naciones Unidas.

Esta solidaridad debe expresarse concretamente con todos los pueblos que luchan en condiciones difíciles para afirmar su soberanía y su exigencia de liberación nacional. Con el  pueblo palestino por sus derechos y el reconocimiento de su estado, con los kurdos, con el pueblo saharaoui, el pueblo de Chipre; y con el pueblo cubano que resiste desde 50 años a un bloqueo impuesto por los Estados Unidos que viola todas las reglas del derecho internacional.

Nuestra solidaridad se manifiesta en las luchas contra la violación de los derechos de las mujeres  y las violencias que sufren, en la lucha contra el patriarcado.

Somos solidarios de los pueblos, de los comunistas y los progresistas del continente latinoamericano que luchan por el ejercicio de su plena soberanía y democracia.

Somos solidarios de las fuerzas antifascistas de todo el mundo. Y queremos rendir un homenaje particular a nuestros compañeros de Brasil, Italia, Hungria, Polonia, con nuestros compañeros del Partido comunista de Ucrania que están luchando en condiciones difíciles en sus respectivos países.

 

Querido compañeros,

Quisiera concluir recordando las palabras del gran poeta Antonio Machado, quien declaro durante la lucha  en defensa de  la Republica española contra el fascismo: “ caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

A pesar de las dificultades que no podemos ni ignorar ni minimizar, los comunistas, las fuerzas de transformación social y de emancipación, debemos enfrentarnos a  los nuevos retos y desafíos , encontrando los recursos para abrir caminos liberadores de humanidad. Este es el compromiso de los comunistas de Francia ,aquí  ante ustedes  y donde nos llame la lucha.

 

Il y a actuellement 0 réactions

Vous devez vous identifier ou créer un compte pour écrire des commentaires.